“Los problemas de compra a China se arreglan si Sánchez llama a Xi Jinping,pero eso requiere de horas , contactos y gestiones que no se han hecho

01/06/2020
Compartir:

– Está montando el hospital en la Feria de Zaragoza, con 400-600 camas, con 25 operarios altamente especializados y voluntarios. Lo entrega hoy, en tiempo récord.

– En seis días estaba montado lo más difícil. Terminarlo dependía de encontrar todo lo necesario. Somos la única empresa española que monta integralmente hospitales de campaña. Trabajamos en Suramérica, Asia, Oriente Medio… jamás pensé que lo haría en España, a 4,5 kilómetros de mi fábrica. Ahora, nos han llamado de Navarra, Galicia y Soria.

– Se habló mucho de China como superpotencia cuando montó hospitales en tan solo 10 días. ¿Cómo se hace en seis?

– España ya demostró que puede montar una COP en un mes. Lo que vimos en China fue muchas grúas moviendo módulos, pero no sabemos con qué nivel de detalle por dentro. Los hospitales de esas características no son una carpa en la que se meten unas camas, no se alquilan ni se improvisan. Ha sido una buena idea aprovechar los recintos feriales. Hay que dotar al hospital de agua, luz, servicios sanitarios… Montarlo a la intemperie, como en Valencia, es más temerario, con la climatología inestable de estos días.

– ¿Qué impresión tiene de la gestión de esta crisis?

– El problema que he vivido en primera persona ha sido la tardanza en la toma de decisiones. La incapacidad de respuesta de quien manda –que no sabemos quién es– ha perjudicado mucho. En situaciones de emergencia, mejor que sobre a que falte: que te critiquen por pasarte. Viendo lo de Italia, teníamos que habernos lanzado a comprar EPIS al mercado internacional. ¡Somos la décima potencia del mundo! ¡Se supone que tenemos un Gobierno que apuesta por la gente! Nosotros, desinteresadamente, hemos cosido 6.000 mascarillas para residencias y movido contactos en China para conseguir 400.000 más, con poco éxito, por problemas con el modo de pago. China dice que está ayudando, pero se agarra a que los negocios en su país se hacen de una manera determinada. Eso se arregla si Sánchez llama a Xi Jinping directamente y le pide ayuda, pero eso requiere de horas y de gestiones que no se han hecho. En cuanto al vicepresidente de Asuntos Sociales debió poner antes los motores en marcha y si se ha creado un mando único central, que no se diga luego que esto y aquello no les compete, que no bloqueen, que faciliten. Conozco a empresarios con mascarillas en «stock» esperando instrucciones que no llegaban, ansiosos por donarlas y de los que luego se ha dicho en medios que se les han «incautado». Hay muchísimas pequeñas empresas que están haciendo más de lo que se sabe, sin esperar ningún rédito. No hay derecho a que luego se criminalice a los empresarios como hace este Gobierno.

– ¿Está de acuerdo con las medidas económicas que se han tomado?

– A quien hay que proteger es a las empresas, que son las que crean el empleo: esa es la mejor protección al trabajador. No tenemos empresarios explotadores y pobres trabajadores explotados. Todos somos trabajadores; algunos dirigen, otros no, y los directivos suelen ser los que más horas meten. Además, en este país hay 1,5 millones de empresas con menos de cinco empleados. Cuando el propietario es un autónomo, es él quien está más desprotegido, no sus trabajadores. Mientras no entiendan esto…

– Y usted, que ha montado este hospital poniendo todo por delante. ¿Cuándo va a cobrar?

– Es un proyecto de 3,5 millones de euros, pero no había tiempo para papeleos. Había que lanzarse a comprar material.¡Hay que ayudar a España! Me lo pidió el presidente de Aragón y me fío de mi Gobierno.