Empresas abiertas y a pleno rendimiento

29/05/2020
Compartir:

En estado de alarma, hay negocios que se han visto obligados a cerrar, algunos han vuelto a abrir sus puertas tras la Semana Santa y otros han visto su carga de trabajo multiplicada debido a la crisis sanitaria.

Una de las empresas aragonesas de este último grupo es Desinfecciones Aerosol, dedicada en exclusiva a la salud e higiene ambiental. Su equipo realiza cada día alrededor de 50 salidas y en este mes el 99% de su trabajo se dirige a desinfecciones de coronavirus, acudiendo a comunidades de vecinos, zonas de tránsito de manera preventiva contra el contagio, viviendas de fallecidos por covid-19 o personas que dan dado positivo, empresas, numerosas farmacias, vehículos de trabajo o transporte público, entre otros.

«Por tema de calidad e higiene, las empresas desinfectaban una vez al año. Ahora nos hacen ir semanalmente y alguna de diario», apunta el gerente, Carlos de Gregorio. Estos días trabajan a precio de coste y reconoce «estar agotado, pensaba que serían solo 15 días y se está haciendo largo», añade. Afirma

estar trabajando el triple «para facturar lo mismo». Alguno de sus trabajos han sido solidarios y asegura que «al menos estamos operativos y ayudando».

 

CAMAS DE HOSPITAL DEL GRUPO PIKOLÍN

Industrias Pardo presume de más de 40 años de experiencia en la fabricación de camas, equipo y mobiliario clínico. Esta empresa perteneciente al grupo Pikolín, ha puesto a disposición todo su equipo humano y profesional para el suministro de camas hospitalarias y de uci, haciéndolas llegar ya a más de 50 hospitales españoles, sobre todo grandes grupos privados y casi todas las comunidades autónomas, según Daniel Álvarez, director general.

La línea hospitalaria requiere todos los esfuerzos, por lo que el resto están paralizadas. Su producción se ha duplicado y la plantilla se ha ampliado en más de 20 personas y aseguran «estar muy contentos de ser útiles para el país». Ahora su mercado se amplía al ámbito internacional, con el interés de países europeos, de Sudamérica y, de manera extraordinaria, Oriente Medio y Arabia Saudí. «El ritmo está siendo frenético, la plantilla se ha comportado de una manera excelente, todo el mundo se ha volcado», subraya Álvarez. Aunque admite que hay muchos interrogantes a la hora de mantener este nivel por la propia cadena de suministros.

Certest Biotec es un ejemplo más de la carga laboral de algunas empresas en la comunidad. Esta, ubicada en San Mateo de Gállego, desarrolló un kit de diagnóstico para el covid-19 y centra sus esfuerzos en producir para cubrir la demanda nacional, que varía cada semana y, si hay excedente, exporta a otros países. La producción de los test se cifra ya en aproximadamente 400.000, y han necesitado contratar a más de 60 personas. «Esta situación es una desgracia, pero estamos intentado aportar nuestro granito de arena», comenta su director general, Óscar Landeta.

 

LA EXPERIENCIA DE ARPA Y MERCADONA

La compañía Arpa, experta en equipos móviles de campaña, fue la encargada del proyecto que hizo realidad en tan solo seis días el hospital de campaña con 400 camas en la Feria de Zaragoza. La actividad se dirigió a esta construcción y, por otro lado, a clientes de fuera de las fronteras donde desarrollan su labor habitualmente, según Clara Arpa, directora ejecutiva de la compañía de La Muela. Además, han confeccionado mascarillas y pantallas de protección con diferentes destinos, como hospitales públicos, la cárcel, Bomberos o el Ayuntamiento de La Muela. «Llevamos un mes trabajando, pero tengo la sensación de llevar un año», concluía la CEO, quien asegura que algunos trabajadores cuentan con una semana de vacaciones adicional.

Las tiendas de alimentación se han visto abrumadas por la crisis sanitaria. El sector sufrió primero las avalanchas y después experimentó la estabilización. En el caso de Mercadona, asegura que se había ido preparando viendo la situación en otros países y le permitió planificarse. En la comunidad, el bloque logístico de Zaragoza se ha visto reforzado con la contratación de 37 personas. Fuentes de la compañía afirman haber realizado grandes esfuerzos para implantar las medidas higiénicas, sanitarias y de seguridad.

La empresa internacional de paquetería DHL, con presencia en Zaragoza con su centro logístico y de distribución, ha experimentado un destacado incremento en envíos en Aragón, aquellos relacionados con Pharma, su producto que presta servicio terrestre a temperatura controlada de 15 a 25 grados en hospitales y farmacias.